jueves, diciembre 15, 2005

yo quiero esa

la pendeja,
la vieja bermeja
condesa impía
sátira de día
y virgen de oreja
en la noche fría.

Yo quiero esa
la de frudesa
la de cuento
donde el barro espesa
y la luz brilla
en la suave camarilla
de un hada con ungüento.

la pendeja bermeja
es impía de día
y virgen de noche fría;
de cuento y de barro
con luz suave
y congelado ungüento.

¡Qué cuento, marionesa!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal