lunes, julio 17, 2006

crecer

y aprender
cada día
a perder
un poco
sin caer

2 comentarios:

A las 3:44 p. m. , Anonymous amy ha dicho...

Uno vez, escuché que la vida es como una carrera de obstáculos,y lo importante, más que saber saltarlos, es aprender a levantarte cada vez que te caes...

Un saludo

 
A las 2:26 a. m. , Blogger Sidlia ha dicho...

Es un precio muy alto: crecer...a costa de perder, a costa de caer.

Supongo que el triumfo es volver a poder sonreir, con las cicatrices.

Aunque a veces...te lo ponen difícil. Malditas cicatrices...

Un abrazo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal