viernes, marzo 31, 2006

pinky

apareces rosado en el balcón
y sonríes inocente.
Te revelas experto
y no puedes evitar
un aliento irredento
en el momento suculento.

Te crees a salvo en la terraza
y estás divino en el suelo
pero miro al cielo
y sólo veo tu pelo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal