jueves, septiembre 21, 2006

soledades

últimamente siento muchas, pero lo que me parece más curioso es que siento también las de los que están a mi alrededor.
Parece que últimamente a muchos de mis amigos les aparece la soledad, de repente, como si nunca la hubieran sentido antes. Y de repente tienen crisis.
Lo más curioso es que, para mí, es un estado natural. Así que supongo que debe ser por eso por lo que mis amigos vienen-vuelven a mí en momentos de crisis.
A veces me gustaría que no sólo fuera en esos momentos, pero eso se debe a mi exceso de soledad interior.
A veces una vida no basta para acabar con ella. Hacen falta más.

3 comentarios:

A las 10:58 p. m. , Blogger Robertinhos ha dicho...

No estás sola, siempre tienes un amigo junto a ti, aunque sea últimamente por conexión móbil.

Todos tenemos momentos de soledad, pero no creo que en tu caso sea crónica. Siempre tienes a alguien. Sólo te falta él, pero seguro que él llegará, aunque difícilmente en un bar de guiris.

Me debes un muffin de chocolate. Te propongo hablar de soledades, aunque yo sólo las sienta puntualmente.

Se despide uno que no sólo viene a ti en esos momentos que describes.

 
A las 8:42 p. m. , Anonymous amy ha dicho...

Uno puede estar rodeado de su familia, de sus amigos ,de su pareja , de sus compañeros de trabajo y sin embargo sentirse tan solo...

La cuestión es sentirse a gusto con esa soledad, que no es lo mismo que resignarse a ella...

Un saludo,

 
A las 7:10 p. m. , Blogger lu ha dicho...

de las soledades salen cosas muy buenas, no hay que temerlas, es mejor aprovecharlas, aunque a veces sean un coñazo... quizás algún día las eches de menos... nunca se sabe
besos!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal