lunes, octubre 16, 2006

cambio climático

te das cuenta enseguida.
En sus ojos, su brillo, su tamaño, la profundidad con que te miran: estás pasando de ser una amiga a una conocida a quien es divertido dejar verde. Lo ves.
Es un cambio muy sutil, que casi nadie ve, pero tú sí: ya no eres alguien a uién ella llame para confesarse, cuando necesita un hombro donde llorar o porque tiene ganas de verte y, de paso, ir a ver aquélla exposición que su novio odia. Eres otra. Y lo sabes por el brillo de sus ojos. Te imaginas lo que está pensando cuando tú le cuentas tu última aventura del fin de semana.
Y te duele leer en sus ojos que ya no confía en ti lo suficiente para decirte lo que piensa: que es indecente, una guarrada, que de qué vas… que se muere de envidia de que tú lleves una vida tan díscola y la suya sea tan aburrida.

Se ha operado un cambio en el clima de vuestra relación, y sabes que no hay vuelta atrás.
Qué pena ¿no?

2 comentarios:

A las 8:58 p. m. , Anonymous amy ha dicho...

Si que es una pena,y más si era una buena amiga, pero por desgracia nada es eterno. De todas maneras, quizás hablándolo con ella se pueda solucionar, aunque a veces, uno se da cuenta que ya nada será como antes...

Seguro que el agujero de la capa de ozono tiene la culpa...

Un saludo

 
A las 10:45 p. m. , Blogger Robertinhos ha dicho...

i no seran fantasies que ens fem nosaltres mateixos al nostre cap? has parlat amb ella?

pq et tindria que tindre enveja?

m'alegro que estiguis contenta

per cert, qui és l'últim ligue?????

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal